Vamos arando dijo la mosca sentada arriba de los cachos del buey.

Que buenos recuerdos tengo de mi abuela, que a menudo traía a colación algún proverbio, que en unas cuantas palabras resumía grandes verdades. Mi abuela los ocupaba de cuando en cuando como bastón para ganar cualquier debate.

Proverbios que suelen ser tan contundentes, que al adversario le queda poco o nada que decir.

En estos días todos, cual más cual menos, hemos comentado acerca de la desbandada de los políticos en la discusión sobre la devolución de nuestro 10% de ahorros previsionales.

Miles de chilenos han tenido la oportunidad, por primera vez, de conocer en qué consistía el sistema de ahorro obligatorio previsional o AFP o Pepito Paga Doble, o como usted le guste llamarlo.


Cifras más, cifras menos, hemos descubierto que la magia que hizo que Chile produjera en las últimas décadas una avalancha de millonarios que han salido ávidos a invertir por el mundo toneladas de dólares y sin ni más, tenemos más millonarios que Japón o Canadá. Todo un fenómenos, tenemos empresarios superdotados, y millones de trabajadores de lo más tontos, que se quejan de sus infortunios en el país que produce más millonarios que poetas. Viendo hace unos días la explicación de Marco Kremerman, de fundación Sol, y otros tantos profesionales que han logrado visibilizar a la luz de los datos que arrojan los montos acumulados en nuestros fondos de AFPs, me acordé de mi abuela: me la imaginé viendo el programa opinando sobre nuestros millonarios: Exitosos, geniales, sentados en los cachos del Buey, que sin posibilidades de chistar a permitido que las moscas sean ahora los que en Chile hagan y deshagan. Con los esfuerzos del Buey han podido quedarse con casi todas las empresas que alguna vez, connotados profesionales republicanos, desarrollaron la Industria Nacional. Una oscura mosca, que aprovechando ser el yerno favorito del criminal en el poder, con talento y astucia, se quedó con el botín. (Astucia que además lo hacía sobresalir sobre los hijos bobos del Dictador). “Luego del golpe de Estado en Chile de 1973, que dio inicio a la dictadura militar de Augusto Pinochet, Ponce Lerou fue nombrado por su suegro para ejercer diversos altos cargos en organizaciones, que hasta el derrocado gobierno de Salvador Allende eran estatales, pero que durante la dictadura fueron privatizadas. Así, en 1974, Pinochet lo designó director de la Corporación Nacional Forestal (Conaf), repartición que tenía a su cargo los predios expropiados por la Corporación de la Reforma Agraria (Cora).​

Allí estuvo hasta 1980, año en que asumió la gerencia de empresas de la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo), cargo por el que ocupó numerosas presidencias de empresas estatales como Inforsa, Industria Azucarera Nacional (Iansa), Compañía de Teléfonos de Chile (CTC), Empresa Nacional de Minería (Enami), Empresa Nacional de Electricidad (Endesa) y Sociedad Química y Minera de Chile (SQM).

Ascendió luego a la gerencia general de Corfo, responsabilidad a la que debió renunciar en 1983, a raíz de un documento anónimo que circuló en altas esferas del país que planteaba su supuesto vínculo con actos de corrupción. Durante la dictadura, una amplia serie de empresas estatales fueron privatizadas bajo un discurso generalizado que apuntaba a la "ineficiencia" de la gestión pública. Años después, un informe de la comisión investigadora de la Cámara de Diputados probó que los diversos procesos de privatización de empresas ocasionaron al Estado una pérdida de cerca de 6 mil millones de dólares, según datos de Contraloría.​” Buena parte de esas empresas, donde posó la Mosca fueron a parar a su patrimonio y al de sus moscas amigas. Mejor ni hablemos de la mosca del banco de Talca. Vamos arando dijo la mosca… Moscas como Délano y Lavín, los sobornadores de la política de Penta, que convirtieron la compra de políticos en deporte nacional y que pagaron sus pecados con clases de ética… De comprar la empresa Consorcio Nacional de Seguros, luego comprar AFSs, Isapres, financiadores del partido Político de Ultraderecha llamado UDI, terminaron comprando políticos en oferta y repartiendo raspados de ollas hasta al más rasca de los pelafustanes a sueldo.

Otra Mosca, el Lagos Weber, espantado a que vayamos a tener algún beneficio extra de nuestros ahorros, el mismo de la beca del doctorado en Cambridge y del no pago de contribuciones por 16 años. La mosca Pepe Out! Que ha vivido arriba del buey desde el retorno de la democracia y quizás de antes. Junto con Lagos Weber, Letelier, Girardi, Allamardo, la Hofmann y todo el combo, esos tienen instaladas unas sillas de playa arriba de los cachos del Buey. Vamos Arando dijo la mosca… Podemos informarnos de muchas moscas en el libro de María Olivia Monkeberg: El saqueo de los grupos económicos.


Con rigurosidad académica muestra como las moscas se faenaron los esfuerzos del buey. Como esas mismas moscas se han convertido en fantásticos millonarios a costa de los esfuerzos de todos nosotros a través del jugoso sistema de inyección de capital a bajo costo.

Y parafraseando a mi abuela, podría imaginarme a mi linda viejita comentado… No hay mal que dure 100 años… La ambición rompe el saco…

y yo aporto con esta joyita: Al ojo del amo engorda el caballo Vamos por el 100% de nuestros ahorros, la base para crear un sistema de previsión social solidario, decente, lejos del aprovechamiento de las indecentes moscas.

Ghandi, Frente Cacerola

933 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Nosotros 

Somos una generación con sueños truncados, participamos activamente del Movimiento Estudiantil de los 80" para derrocar la Dictadura. Pero somos una generación con esperanza que un mundo mejor es posible, para nuestros hijos, para todo un pueblo luchador y solidario que merece una vida digna.

Creamos este espacio concreto donde aportar. Somos Frente Cacerola, en homenaje a los millones de chilenos que salieron a la calle a golpear una cacerola exigiendo una vida digna.

Esperamos que se sumen desde todo Chile aquellos que tenemos una historia que contar.

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram

© 2023 cacerolos
Producido por  Ghandi Inc.

Contáctanos