• Frente Cacerola

Seamos Primera Línea: la lucha cotidiana para construir un país mejor.

Actualizado: 21 de dic de 2019

Fernando Otero Manzano La lucha por un país justo, inclusivo donde valga la pena vivir entre todos, requiere convertir cada espacio de nuestras vidas en primeras líneas de lucha por un mundo mejor.

Más allá de la batalla de los jóvenes que cubren a los manifestantes que se congregan en torno a la Plaza de la Dignidad, y que detienen al grupo de choque derechista al que han transformado a Carabineros – una policía certera solamente en disparar a los ojos de sus compatriotas o quemarlos con soda cáustica-, cabe pensar en otras primeras líneas que podríamos crear en esta Primavera de Chile.

No todos tienen el temple, ni la juventud, ni la disposición de enfrentarse directo a los balines, bombas lacrimógenas, guanacos y otros dispositivos represivos (condenados lapidariamente por Amnesty International y Human Right Watch), pero si podemos ser parte de esa primera línea de Chilenos que por generaciones hemos querido construir un país más justo.

Correr el cerco para dotar a todos los chilenos del poder que la democracia real les confiere y no a un Estado y un sistema que defiende solo privilegios de una élite.

¿Cómo ser primera línea en cada uno de nuestros entornos? Las mujeres nos han dado el ejemplo con “Un violador en tu camino”. Un colectivo de mujeres porteñas, Las Tesis, antes desconocido para muchos, han corrido la valla cultural contra el patriarcado, desde una plaza porteña a todo Chile y más allá, conmovieron a toda la humanidad: Mujeres de Primera Línea.

Primera línea contra la desinformación:

Luego de un par de semanas en la que la televisión se decidió por fin a transmitir lo que estaba ocurriendo en Chile, han vuelto a caer en el marasmo de los deportes (insólito ya que el campeonato de fútbol está suspendido), y en el foco casi exclusivo en los daños a las propiedad en el contexto de las protestas, todo esto tras despedir a algunos periodistas que se atrevieron. No tengo el talento de Las Tesis pero si lo tuviera crearía alguna obra acusando a “Un desinformador en tu camino”. Pero han aparecido periodistas de primera Línea, como Guarello, que se atrevió a enfrentar el desparpajo mentiroso de un matinal. Apoyemos a los medios alternativos que están en la Primera Línea, el periodismo de Ciper, profundo e imprescindible. El Desconcierto: un medio que está al servicio de nuestro pueblo sin la injerenciqa de grupos económicos o partidos. Piensa Prensa, Prensas OPAL y tantos otros que están en la primera línea periodística dando la pelea.


Primera Línea en mi barrio:

Hace días observé a una joven, en una asamblea espontánea de trabajadores del comercio en el Centro de Santiago, como a pesar de las grandes dificultades que se ven enfrentados y muchas veces en inminente riesgo de despido laboral, ella se enfrentó a esta larga cadena de distorsiones: Alguien en esa asamblea quería endosar la movimiento social y a las manifestaciones la responsabilidad de que muchos trabajadores iban a perder sus empleos. La joven pide la palabra y aclara que los trabajadores/as no deben perderse: los culpables de la precariedad laboral y de las posibles pérdidas de fuentes laborales se encuentran entre el sector de empresarios y políticos privilegiados que nos han llevado a este grado de injusticias y abusos: para mi esa joven está siendo primera línea, atacando de frente este distorsionado modelo de injusticias y mentiras cotidianas.

Tenerla clara en nuestros trabajos y defender esas ideas es ser PRIMERA LINEA. Primera línea en nuestro entorno inmediato, grupos de amigos, aclarando la película al que anda perdido, cuando vamos en un taxi, cuando hablamos con el almacenero. En nuestros trabajos: comenzando por generar condiciones laborales más justas y atacando todo tipo de desigualdades (socioeconómicas, de género y otras). Cada vez que escuchamos un comentario racista o xenófobo debemos enfrentarnos a estas deformadas ideas que grupos fascistas trataron de imponernos artificiosamente. Ahí se debe dar la pelea.


Y en la misma lógica, siendo primera línea en entregar nuestras opiniones, en forma directa en los cabildos y asambleas, en forma virtual en las redes sociales, informando pero además educando y formando respecto a la multiplicidad de desafíos que se nos avecinan: las alternativas de elección que se debaten en torno al proceso constituyente, los pilares a instalar en la nueva Constitución: propiedad de nuestros recursos naturales, el derecho a la salud, a la educación, a la vivienda digna, la igualdad ante la ley, el respeto a la naturaleza y el medio ambiente, el derecho al salario equitativo y la libertad de expresión. También los deberes como el de protección y conservación de la naturaleza, protección, promoción y respeto de los derechos humanos y fundamentales, entre otros. Los roles, atribuciones, límites y responsabilidades de nuestras instituciones: plebiscitos, referendos y consultas, Parlamento, Defensor del Pueblo, Poder Judicial, Gobiernos Regionales, Presidencia de la República, rol del estado, empresas del estado, rol de las fuerzas armadas. Temas a todas luces relevantes para diseñar el nuevo país que queremos, y en los que hasta el momento nos está faltando una primera línea en la que las propuestas sobre todos estos temas, que ya se están generando democráticamente en los cabildos, se levanten, visibilicen e instalen como una base, un piso, desde el cual trabajen quienes resulten electos en el proceso constituyente.


Y la primera línea presionando al parlamento; así como hasta ahora el pueblo chileno centró sus demandas en el símbolo principal de aquellos que no nos representan: el presidente Piñera, nos falta instalar las demandas directamente frente a ese otro grupo de honorables privilegiados, que – salvo escasas excepciones – tampoco representa al movimiento social, ni a los trabajadores, estudiantes y otras organizaciones, y que inmersos en su burbuja de insensibilidad y sueldos estratosféricos, se desconectan de la realidad aprobando proyectos como el de la Ley anti protestas, mal llamada Ley anti saqueos.


Nos faltan primeras líneas, apoyemos a los jóvenes que ya crearon una, creando e impulsando todas las otras que nos faltan. La lucha por un país justo, inclusivo donde valga la pena vivir entre todos, requiere convertir cada espacio de nuestras vidas en primeras líneas de lucha por un mundo mejor.

653 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Nosotros 

Somos una generación con sueños truncados, participamos activamente del Movimiento Estudiantil de los 80" para derrocar la Dictadura. Pero somos una generación con esperanza que un mundo mejor es posible, para nuestros hijos, para todo un pueblo luchador y solidario que merece una vida digna.

Creamos este espacio concreto donde aportar. Somos Frente Cacerola, en homenaje a los millones de chilenos que salieron a la calle a golpear una cacerola exigiendo una vida digna.

Esperamos que se sumen desde todo Chile aquellos que tenemos una historia que contar.

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram

© 2023 cacerolos
Producido por  Ghandi Inc.

Contáctanos