• Frente Cacerola

LA REBELION DE LAS HORMIGAS

“La Temnothorax pilagens, hormiga esclavista, no invierte grandes recursos a la actividad de adquirir nuevos esclavos, y sus incursiones son más parecidas a secuestros que a invasiones multitudinarias, pero los resultados, medidos por el esfuerzo, son mucho más provechosos.”

Por Patricio Soto Caramori Frente Cacerola


La naturaleza en su diversidad muestra no sólo especies virtuosas que se explican sólo en la vida en comunidad y en el respeto natural de la vida de los otros, incluso más allá de su propia especie. Es posible encontrar seres vivos, como la hormiga esclavista (Temnothorax Pilagens), que secuestra los huevos de una especie parecida para disponer de ellos como esclavos por el resto de sus días. Esta especie de hormiga inicia su tarea esclavista infiltrándose en los hormigueros asaltados replicando el olor de sus víctimas, de ese modo logran penetrar la comunidad y llegar dónde está lo más sagrado, los huevos del hormiguero, los secuestran, se los llevan, luego de su eclosión les hacen creer que pertenecen a esa comunidad y trabajan toda la vida para sus secuestradores.


Esto que suena cruel en una especie del mundo animal, tiene una expresión en el ser humano que no sólo es capaz de esclavizar a seres vivos de otras especies, sino que ha creado un sistema social en que una minoría de ellos ha esclavizado a la gran mayoría de su misma especie. Esa gran mayoría produce estrictamente lo necesario para su reproducción y un gran excedente para sostener la vida y la abundancia de sus opresores. Aunque se trata de un sistema mundo, toda expresión de este esclavismo propiciado por la Temnothorax Sutil, lo podemos constatar en la modernidad neoliberal chilena, donde los de arriba han mantenido el periodo largo de la dominación convenciendo a los de abajo que son como ellos o pueden llegar a serlo, que el trabajo en sí mismo es un beneficio y no que los otros se benefician de su trabajo, que tienen un sistema político que los representa.


En Chile los esclavistas llamaron un partido con el nombre de los esclavizados, la UDI popular, igual que las Temnothorax Pilagens, la estrategia era tomar su aroma para no ser detectados, hacer sentir a los esclavizados que son iguales. Hay al menos una diferencia sustantiva del mundo animal con el esclavismo humano, las hormigas trabajan para su secuestrador toda la vida sin saberse esclavas, no hay hormigas traidoras que sabiendo su condición, como forma de salir de ella, están disponibles a la traición, no hay concertación de partidos de los esclavizados, no hay hormigas Correa, Inzulza, Lagos ni Bitar.


La otra diferencia fundamental es que los esclavizados de la especie humana pueden llegar a tener conciencia de su condición, no aceptarla y rebelarse contra ella, pueden patear el orden del hormiguero dominante, pueden llegar a la conclusión que no hay nada que perder, salvo la vida de esclavos, y mucho que ganar, por de pronto la libertad, la maravillosa libertad que bien merece dejar la propia vida pateado el hormiguero de la dominación.


Patricio Soto Caramori Frente Cacerola

118 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Nosotros 

Somos una generación con sueños truncados, participamos activamente del Movimiento Estudiantil de los 80" para derrocar la Dictadura. Pero somos una generación con esperanza que un mundo mejor es posible, para nuestros hijos, para todo un pueblo luchador y solidario que merece una vida digna.

Creamos este espacio concreto donde aportar. Somos Frente Cacerola, en homenaje a los millones de chilenos que salieron a la calle a golpear una cacerola exigiendo una vida digna.

Esperamos que se sumen desde todo Chile aquellos que tenemos una historia que contar.

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram

© 2023 cacerolos
Producido por  Ghandi Inc.

Contáctanos