¿Héroe o villano?

Pero lo cierto es que Mañalich fue la cara visible de un equipo de personas que trató infructuosamente de hacernos creer que se estaba haciendo lo adecuado en el momento adecuado... por Sofi Violeta, Frente Cacerola

Después de la renuncia del sábado pasado del ministro Jaime Mañalich surgen una serie de interrogantes sobre cuál fueron las verdaderas razones de su salida.

Lo cierto es que se dieron emotivos discursos en los cuales redundaron los conceptos tales como que no escatimó esfuerzos, que puso la salud de los chilenos por encima de sus intereses, que es un servidor público. También hay quienes han comentado que dio un paso al costado por la unidad nacional y diversas teorías más al respecto, incluso de parte de sus detractores. Otros dicen que tenía mal carácter, poco empático, que la gente no le tenía confianza, y así sucesivamente. Incapacidad de trabajar en equipo sobre todo con gente con otra visión de sociedad.

Pero lo cierto es que Mañalich fue la cara visible de un equipo de personas que trató infructuosamente de hacernos creer que se estaba haciendo lo adecuado en el momento adecuado, como una forma de revertir las altas tasas de desconfianza de un gobierno que venía en picada de credibilidad desde el 18 de Octubre y que a la larga respondían a la lógica ideológica de la derecha: salvar la economía y después veremos qué pasa con la gente..”

Lo cierto es que Chile es uno de los países más afectados de la región, después de Brasil, que todas las cuarentenas dinámicas no dieron resultado, tampoco las cuarentenas obligatorias por lo tardías.

El intento fallido de apertura de los Mall, las señales de que se había llegado a la meseta y luego que la meseta era dinámica. Que los detractores y críticos a las políticas gubernamentales eran antipatriotas y que la forma de colaborar con el Gobierno era decirle a todo que sí nos tienen por ahora con los peores índices en el mundo. Ni los alcaldes de su propio sector se escaparon de la descalificación. Súmele la incapacidad manifiesta del Gobierno de ir en ayuda de la población para que efectivamente haya hecho cuarentena cuando debió hacerse. Se nos llamó a todos a quedarnos en casa. Los que podíamos, está bien. ¿Qué pasaba entonces con los millones de chilenos que trabajan al día, o que tienen empleos que se acaban solo con faltar un día?. Contrasta con las medidas que tomaron muchos países, que sin regalar, aseguraron a las personas un mínimo de seguridad como suspender el pago de servicios básicos, lo mismo con los créditos bancarios y prorratearlos luego en el tiempo. Las pymes se encontraron de un día para otro sin ventas, y con los bancos cerrados, sobre todo cerrados de oídos. Ya lo dijo Fantuzzi: los bancos iban a priorizar por asegurarles los recursos a sus “buenos clientes”. La verificación que lo que indicó la periodista Alejandra Matus, vilipendiada y maltratada, (como ya se había hecho con Iskia Siches), de que las cifras de muertes no se condecían a los datos históricos, más la confesión increíble de que no conocían la realidad del hacinamiento, más el envío de cifras distintas de muertes a la OMS con las que publicaban por la prensa fue la gota que rebalsó/rebalsó/rebalsó el vaso.

Si la intención era salvar de las encuestas al Presidente, todo indica que están lanzando esas cifras por el despeñadero. Ni las cajitas de caridad lo salvan. Por el contrario.

¿Quiénes son los verdaderos responsables de lo que se está viviendo en nuestro país? ¿El malvado coronavirus?, ¿era un ministro que ya no está y que en realidad lo había hecho bastante mal y tuvo que dar el paso al costado? ¿No será una visión arraigada en la élite que nos gobierna que vivimos en el primer mundo, cuando las personas reales sobreviven el día a día en empleos menos que precarios?

¿No será la visión arraigada en las élites que los pobres son flojos y quieren todo regalado y que para salir adelante solo se necesita querer hacerlo? Parece que muy rápido se pasa de villano a héroe, pero el guión de la película es el mismo.

585 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Nosotros 

Somos una generación con sueños truncados, participamos activamente del Movimiento Estudiantil de los 80" para derrocar la Dictadura. Pero somos una generación con esperanza que un mundo mejor es posible, para nuestros hijos, para todo un pueblo luchador y solidario que merece una vida digna.

Creamos este espacio concreto donde aportar. Somos Frente Cacerola, en homenaje a los millones de chilenos que salieron a la calle a golpear una cacerola exigiendo una vida digna.

Esperamos que se sumen desde todo Chile aquellos que tenemos una historia que contar.

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram

© 2023 cacerolos
Producido por  Ghandi Inc.

Contáctanos