• Frente Cacerola

“¡El pueblo unido, jamás será vencido!”


Seudónimo: Pito


“¡El pueblo unido, jamás será vencido!”


El viento susurró, y como un eco respondió:

—Todos los niños son iguales.

—No es así — respondió la injusticia social imperante.

—¡Veremos! —orgulló el viento.


Los niños—mudos y obedientes—esperan a sus padres en sus casas, casitas y casuchas. Las elecciones vienen luego: 4 de septiembre de 1970.


“¡El pueblo unido, jamás será vencido!”

—Todos los niños son iguales — gritó el viento.

—No es así — amenazó la injusticia social ahora, opositora.

—Veremos — con profundas dudas, sostuvo el viento.


Hombres, mujeres y niños, antes anónimos y entonces protagonistas, luchan contra la injusticia imperante. Cambian valores, sabores, luces y sombras. Cansados del duro trabajo. Con voces con carrasperas, proclaman:


“¡El pueblo unido jamás será vencido!”

—Todos los niños son iguales — insistía el viento.

—No es así — tozudamente rebrotó la voz de la injusticia social.

—Veremos — dijo el viento en un sollozo.


Hombres, mujeres y niños. En sus casitas y casuchas lloraban. Era el 11 de septiembre de 1973. Muchas casas encendían las luces de vítores de triunfo.

—Todos los niños son iguales — lloró el viento.

—No es así — aseguró la injusticia social.

—Veremos — dijo el viento. Y se escuchó al eco que resonaba: “Mucho más temprano que tarde, de nuevo abrirán las grandes alamedas”.


“¡El pueblo unido jamás será vencido”!

El viento hace desaparecer: día a día, batalla a batalla, a esa injusticia social. Llegará el momento en que se gane esa guerra. La injusticia social habrá desaparecido y la única voz que se oirá, será la de la “Unidad Popular”, gritando con más fuerza:


“¡El pueblo unido jamás será vencido”!


8 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

A cien metros del sillón presidencial

Seudónimo: Domingo Era enero de 1974, trabajaba instalando máquinas de aire acondicionado para SINDELEN que estaba en calle Amunátegui. A la una y media partíamos a almorzar al mercado entre las calle

¡Malditos!

Seudónimo: Leo Bajaba por calle Los Suspiros, rumbo a mi trabajo, en el polvorín de Renca; nervioso, mirando de reojo para ambos lados, me escabullía como escapando de algo, tenía miedo. Era una mañan

La lechería

Seudónimo: Eliecer de Tinta Era Agosto de 1969 en la hacienda Rupanco, 4 de la mañana, mi papá gritaba "Carlitos al campo a trabajar, cabro". La verdad tenía mucho sueño, todo chico de 16 años a esa e

Nosotros 

Somos una generación con sueños truncados, participamos activamente del Movimiento Estudiantil de los 80" para derrocar la Dictadura. Pero somos una generación con esperanza que un mundo mejor es posible, para nuestros hijos, para todo un pueblo luchador y solidario que merece una vida digna.

Creamos este espacio concreto donde aportar. Somos Frente Cacerola, en homenaje a los millones de chilenos que salieron a la calle a golpear una cacerola exigiendo una vida digna.

Esperamos que se sumen desde todo Chile aquellos que tenemos una historia que contar.

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram

© 2023 cacerolos
Producido por  Ghandi Inc.

Contáctanos