Cuando menos se lee, más daño hace lo que se lee...